Los guepardos tienen los problemas similares a los de muchos otros animales del parque nacional de Masái Mara. Y si somos incapaces de luchar contra las amenazas naturales, sí que podemos combatir las que provienen de la actividad del hombre.

Actualmente hay tres amenazas principales para los guepardos, provocadas por el hombre: 

- los campesinos que ocupan cada vez más territorios pertenecientes a los animales salvajes, alterando su hábitat natural

- los cazadores furtivos

- los turistas y las compañías turísticas.

Nuestra fundación no dispone de los medios adecuados para luchar directamente contra estas amenazas, lo que requiere muchos años para formar al personal, recoger una enorme cantidad de aprobaciones y resolver otros trámites burocráticos. Sinembargo, elparquedisponedelaadministración ylos rangers, así como de tales programas de investigación públicos y privados como KWS, los que sí tienen todas las licencias, y lo que es más importante, los conocimientos y la experiencianecesarios. No obstante, en su trabajo a menudo surgen problemas meramente técnicos, tales como la falta de neumáticos para los vehículos, y eso sin mencionar otro equipamiento más caro y complicado. Así mismo muchas veces falta la mano de obra.   

Por estas razones hemos decidido dirigir el trabajo de nuestra fundación a resolver los problemas técnicos. Estamos recolectando fondos para la compra de los instrumentos necesarios para el trabajo de los rangers y los investigadores , ayudamos a organizar diferente tipo de eventos, tales como el monitoreo y la recopilación de datos de los animales. Así mismo seleccionamos y reclutamos a voluntarios de todo el mundo. Organizamos viajes patrocinadores, el beneficio de los cuales está destinado a lograr objetivos concretos relacionados únicamente con la protección de los animales salvajes del parque nacional de Masái Mara.

Usted puede conocer las necesidades de los rangers y los grupos de investigación del parque nacional de Masái Mara en la sección de “Cómo puede ayudarnos”

¡Únase a nosotros!